Seleccionar página

Llevar la hoja de rescate en el coche es de gran importancia para nuestra seguridad en carretera. Hoy en día existen multitud de dispositivos que nos ayudan en caso de accidente pero conocer las especificaciones técnicas de nuestro vehículo es necesario para que los equipos de emergencias sepan cómo actuar para socorrer a los heridos. ¡Más vale que no te dejes este documento en casa!
Una hoja de rescate no es otra cosa que un papel en el que vienen reflejadas las principales características de tu vehículo. Datos como la carga de los airbags o los mejores lugares por dónde se puede cortar la carrocería pueden salvar vidas en caso de que se produzca un siniestro en carretera.
Quizá alguno de nuestros lectores se está preguntando por qué hace falta llevar un simple papel teniendo en cuenta los grandes adelantos tecnológicos de los que disfrutamos actualmente. La razón es bastante sencilla: la gran variedad de modelos de automóvil imposibilita que el personal sanitario sepa automáticamente cómo manipular un coche para rescatar a las víctimas de un accidente de tráfico sin correr riesgos adicionales.
Esta hoja es muy especial y, por lo tanto, no debe guardarse junto al resto de la documentación de nuestro vehículo. La guantera no es un lugar lo bastante accesible por lo que la hoja de rescate deberá colocarse en el parasol del asiento del conductor.
Por otro lado, procurar que la hoja de rescate sea legible es una tarea que no hay que descuidar bajo ninguna circunstancia. Imprimirla en color para que se distingan claramente y a primera vista las especificaciones de seguridad del coche es una obligación para todo conductor responsable.
Además, hay que poner una pegatina identificativa en la luna delantera para que el personal de emergencias sepa sin temor a equivocarse que el vehículo tiene una hoja de rescate en su interior. De este modo, no se pierde un tiempo precioso en acceder a la información de interés.
Antes de la llegada de los coches de última generación se estimaba que se podía sacar a una persona del habitáculo de su coche en unos diez minutos. Por desgracia, los mismos sistemas de seguridad que nos ayudan a prevenir la mayoría de los accidentes de tráfico son la causa de que los equipos de emergencia tarden más a la hora de realizar su trabajo.
Conseguir este documento no implica farragosos trámites. Solamente has de entrar en la página web de la RAAC y descargar en formato PDF la que corresponda a tu vehículo teniendo en cuenta marca, modelo y año de fabricación. ¡Fácil y sin tener que esperar colas interminables!
Desde el equipo de Furauto esperamos haber aclarado tus dudas acerca de qué es una hoja de rescate, cómo se usa y por qué hay que tenerla a mano cuándo viajamos en nuestro vehículo. ¡En caso de accidente toda precaución es poca!