¡Empaqueta durante tu mudanza siguiendo nuesttros consejos! Como especialistas en ofrecerte la furgoneta de alquiler adecuada para tu mudanza en Autofurgo somos conscientes de que un cambio de domicilio puede resultar de lo más caótico y estresante. Si no se tienen claros los pasos a seguir para guardar las cosas en tu vehículo sin desperdiciar espacio y sin que nada se acabe rompiendo el traslado puede ser un desastre. ¿Quieres saber cómo evitarlo?

Puede parecer obvio, pero la primera de las directrices a seguir cuándo se realiza una mudanza es tener muy clara la planificación y la organización del trabajo. A nadie le apetece dar vueltas innecesarias con una furgoneta cargada hasta los topes de cualquier forma. Tu tiempo es valioso y la elección del tamaño de un vehículo de alquiler acorde a tus necesidades puede conseguir que ahorres horas de esfuerzo.

Una vez que ya hayas decidido el tipo de vehículo que vas a usar en función del volumen de tu mudanza es hora de guardarlo todo. La alternativa más económica es hacerte con unas cajas de cartón, cinta adhesiva y papel de periódico. El plástico de burbujas es genial pero no es algo que se guarde en casa normalmente y de lo que se trata es de reducir los costes lo máximo posible.

A la hora de meter la ropa y los diferentes utensilios y muebles pequeños en el interior de las cajas hay que pensar qué es imprescindible sacar primero y el grado de fragilidad de cada cosa. Poner la mesita de noche encima de la caja de la cristalería nunca es una buena idea.

Los objetos más pesados deben colocarse al fondo mientras que los que sena más livianos deben ir en la parte superior de las pilas. Si te preocupa que el movimiento mientras conduces balancee las cajas de un lado a otro siempre puedes ayudarte de correas o incluso cubrirlo todo con mantas asegurando estas últimas con cinta adhesiva.

Es vital no empeñarse en guardar demasiadas cosas en una caja. Es cierto que de esta manera aumenta el espacio disponible en la furgoneta pero hay que tener presente que el momento de la descarga puede resultar peliagudo. ¡No queremos que nadie se haga daño en la espalda!

Cuando vayas a levantar las cajas más pesadas para llevarlas a tu furgoneta ten en cuenta que antes de nada debes colocarla lo más cerca posible del cuerpo. Luego, flexiona las rodillas y procura mantener la espalda recta. Coge el bulto firmemente, de abajo a arriba y listo. Acarrear peso siempre cansa pero hay que poner interés en hacerlo de la manera correcta para no lesionarse.

Y por supuesto, no te olvides de marcar el tipo de contenido de cada caja con un rotulador. Esto no sólo te ayudará durante el traslado sino que también hará que instalarte en tu nuevo hogar sea una tarea mucho más sencilla.

Para terminar, un pequeño apunte de seguridad. Pide ayuda a algún amigo o familiar durante tu mudanza. No sólo se trata de tener otro par de manos en el momento de la carga y la descarga de la furgoneta de alquiler sino que además es imprescindible que alguien vigile el vehículo mientras se están sacando las cajas. ¡Ser víctima de un robo a causa de un descuido nunca es agradable!

Hacer tu propia mudanza no tiene por qué convertirse en un auténtico suplicio. Programa tu tiempo y sigue los pasos que te has marcado pero tampoco te obsesiones si las tareas o el desplazamiento en furgoneta te llevan algo más de lo previsto. ¡Disfrutar de tu nuevo hogar es lo más importante!