Conducir un coche no es lo mismo que conducir una furgoneta. Las diferencias de tamaño entre estas dos clases de vehículos no tienen por qué influir en su maniobrabilidad pero sí que existen ciertas pautas que debemos conocer para sentirnos cómodos al volante. ¡Veamos cuáles son!
No es ningún secreto que en Furauto estamos especializados tanto en el alquiler de coches como de furgonetas. Para que no haya sobresaltos y te sientas seguro con independencia del vehículo que utilices vamos a comentar ciertos aspectos a tener en cuenta a ala hora de circular por carretera.
A continuación, te presentamos una lista con los puntos más importantes en los que debes fijarte:

  • Gestionando la carga: Como es lógico, una furgoneta tiene más capacidad de almacenaje que un turismo. Por este motivo, la colocación de las maletas y otros objetos ha de hacerse con mayor cuidado. No queremos que se agraven las consecuencias en caso de sufrir un accidente de tráfico.
    La forma correcta de ubicar bultos pesados en una furgoneta es situarlos sobre la plataforma interior que está justo entre los dos ejes. En el caso del coche, has de poner las maletas o cajas más grandes al fondo y colocar algún mecanismo de sujeción como redes o correas para mantener los paquetes más pequeños en su sitio.
    Por supuesto, bajo ninguna circunstancia debes dejar nada encima de los asientos del vehículo ya se trate de un coche o de una furgoneta. El riesgo de que salgan disparados durante una colisión es demasiado grande.
  • Cuestión de peso: ¿Sabías que una furgoneta puede llegar a pesar tres veces más que un coche normal? Esto afecta a tu forma de conducir ya que se acelera y se frena de un modo diferente. Por otro lado, el centro de gravedad de las furgonetas es más alto y esto hace que haya que ir con mayor precaución.
  • Límites de velocidad: Hace poco hicimos un repaso de cómo quedaron los límites de velocidad en 2019. Baste decir que las furgonetas tienen que ir un poco más despacio que los turismos por norma general. Repasa nuestro artículo titulado Límites de velocidad: ¡No aceleres sin pensar!
  • Distancia de seguridad: Ya te explicamos hace tiempo la fórmula para calcular la distancia de seguridad que has de respetar para no tener problemas. Ahora sólo haremos hincapié en que esta cifra es más elevada cuándo se conducen furgonetas dado que el tamaño de esta clase de vehículos es mucho mayor.

En esencia, para conducir un coche o una furgoneta hay que vigilar cosas como por ejemplo los límites de velocidad o la distribución de las maletas. No obstante, hay que aplicar soluciones y técnicas ligeramente distintas ante problemas similares.