Los viajes por carretera siempre tienen su parte de aventura. Por eso, en Autofurgo queremos dedicar la entrada de hoy a dar unos consejos básicos para dormir en furgoneta. A veces, la noche se nos viene encima conduciendo y es imposible llegar a un hotel pero tranquilos porque aquí encontraréis información para que eso no sea un problema.

Todo conductor acostumbrado a moverse en furgoneta durante sus viajes de vacaciones es consciente de que se debe estar preparado para cualquier clase de eventualidades y verse obligado por las circunstancias a pernoctar en un vehículo no es tan raro como algunos podrían pensar. ¡Menos mal que tenemos un techo bajo el que cobijarnos gracias a nuestra furgoneta!

Vamos a empezar por unas recomendaciones de sentido común. Es decir, que no duermas en zonas que no te den buena espina o que estén desiertas. Siempre hay que buscar calles y plazas iluminadas y si hay trasiego de gente tanto mejor aunque nuestro descanso se vea algo afectado.

Como es lógico escoger un sitio para pasar la noche en nuestra furgoneta es de vital importancia en lo que se refiere a nuestra seguridad personal y a la de nuestros enseres. Además, al tratarse de vehículos de amplias dimensiones tampoco se pueden aparcar en cualquier parte.

Los sitios que deben evitarse a toda costa son las áreas de descanso o las gasolineras que nos vamos encontrando a lo largo de nuestra ruta. Cualquier profesional del sector del transporte podrá confirmar que los robos en estos lugares están a la orden del día y en estas condiciones nadie puede dormir tranquilo.

Otra precaución que ha de tomarse cuando se hace noche en una furgoneta es la de no estacionar el vehículo a plena vista cerca de los accesos de carretera o en lugares solitarios. Llamar la atención de esta forma nunca es una buena idea pues podemos tener la mala suerte de que nos sorprendan en mitad de la noche y nos acaben desvalijando sin que podamos impedirlo o buscar ayuda.

Por supuesto, las áreas acondicionadas especialmente para el estacionamiento de furgonetas o auto caravanas de carácter gratuito son especialmente populares entre los conductores que hacen noche en sus vehículos. Estar rodeado de personas que buscan pernoctar en un lugar dónde no molesten ni sean molestados es la mejor garantía de seguridad que puede haber.

Ahora bien, los campings o estaciones para auto caravanas de pago son más seguros que los gratuitos. Más que nada por el hecho de que normalmente cuentan con un vallado, cámaras de vigilancia e incluso guardias de seguridad. Todo un despliegue para que los rateros que busquen un objetivo fácil en mitad de la noche pasen de largo.

Para finalizar, cabe señalar que la puesta en escena es fundamental para evitar incidentes desagradables cuando se duerme en furgoneta en la calle. Cosas tan simples como colocar unas cortinas o unos estores para que no se vea el interior del vehículo pueden ayudarnos a dormir mejor.

Además, las alarmas para furgonetas que vengan con su correspondiente pegatina de advertencia no pueden faltar cuando la furgoneta se convierte en nuestro dormitorio durante un viaje. El elemento disuasorio funciona aunque ya esté muy visto.

Otros accesorios para la furgoneta que contribuyen a hacer de ella un sitio seguro en el que pasar la noche son las sirgas para que las puertas no puedan abrirse, por ejemplo. Si tenemos objetos de valor que estamos especialmente interesados en proteger de manos ajenas los compartimentos invisibles de algunos muebles o cajoneras adaptados para furgonetas son muy útiles a la hora de esconder nuestras pertenencias.

En suma, la precaución es la base principal de todos los consejos y recomendaciones que pueden seguirse cuando se toma la decisión de pernoctar en el interior de una furgoneta. Viajar por libre sin preocuparte de la búsqueda de alojamiento es una gozada pero hay que estar atentos y saber elegir bien el lugar en el que se va a aparcar para no llevarnos un sobresalto.