Los viajes por carretera han sido siempre una tradición de las vacaciones, ya sea una pequeña escapada a la costa para pasar unos días de playa, visitar a los abuelos en el pueblo, o rumbo a una ciudad desconocida en busca de una aventura cultural. El trayecto puede ser una maravilla, disfrutando de grandes vistas, lugares nuevos o simplemente desconectando y comentando las vacaciones que vienen.

La cuestión es, que no todo el mundo disfruta del desplazamiento por carretera. Los niños, en la mayoría de los casos, no ven con buenos ojos encerrarse en un coche o furgoneta durante varias horas. Por ello vamos a darte unos cuantos trucos para que tus pequeños encuentren un viaje entretenido y corto.

Viajar con Niños

Si estás preparando un viaje que implica muchas horas de trayecto con tus hijos pequeños, es importante estar preparado. Hay un montón de maneras de mantener a los niños entretenidos durante los viajes en carretera, pero siempre deberemos tener un poco planificado lo que necesitamos. Desde videojuegos, cuentos, pinturas y papeles para dibujar, música….

Si lo que quieres es un viaje sin tener que escuchar el típico, “¿Falta mucho?” cada cinco minutos, sigue leyendo y descubre algunos consejos para mantener a los pequeños entretenidos en el coche.

Espacio y confort

El primer consejo que podemos darte es que trates de viajar en un vehículo amplio y confortable. Si tus hijos necesitan viajar en sillón adaptado para su altura, su sensación de incomodidad y cansancio puede ser mayor. Por ello te recomendamos que viajes siempre en coches con una separación entre los asientos delanteros y traseros aceptables. En el caso de que no tengas un coche grande, no te preocupes, puedes alquilar una furgoneta en http://autofurgo.es

Tecnología en tu transporte

Dvd portatil para coche

La mayoría de los padres estaremos de acuerdo en que la invención del DVD para el coche ha sido una verdadera bendición para los viajes por carretera. De hecho, los reproductores de DVD pueden ser un dispositivo perfecto para reducir la sensación de pesadez del viaje que experimentan los más pequeños.

Consigue un DVD de la película favorita de tus hijos y no habrá más queja al menos hasta que termine la peli. Los más pequeños se entretendrán con Pocoyo o PepaPig y los que ya tienen unos años más, cualquier película de aventuras como Harry Potter, Narnia… les encantará.

Tablet y niños en coche

Otros útiles tecnológicos son tablets, smartphones y reproductores de MP3.La mayoría de nuestros pequeños ya están de sobra familiarizados con estos dispositivos y pueden estar jugando un buen rato en sus aplicaciones favoritas.

Juegos Interactivos

Hay muchos juegos prácticos que las familias pueden utilizar durante los viajes por carretera para  combatir el aburrimiento en el coche. Uno de los juegos más antiguo, pero mejor funciona es el “Veo veo.” Es un juego muy dinámico y sobre todo es interesante para que introduzcamos palabras y conceptos nuevos en el vocabulario de nuestros hijos. Todo comienza con una frase “Veo veo, una cosita que empieza por la letra X” el resto de ocupantes del coche tendrá que adivinarlo y quién lo consiga será el encargado de formular la frase de nuevo.

El diario de un Viaje

Dibujos de coches

Una forma creativa de mantener mente y cuerpo ocupado en el viaje de un niño es realizar un diario del viaje. Antes de salir, compra un cuaderno en blanco o un cuaderno de dibujo que puede convertirse en un recuerdo de sus vacaciones.

Durante el viaje de ida, el niño puede ir preparando páginas para cada lugar que va a visitar, dibujar la familia, el paisaje… cualquier cosa. Otra opción es proponer al niño que dibuje 10 cosas que le estén gustando del viaje en coche. Para el viaje de vuelta, podemos hacer de todo, un resumen de los monumentos, de los animales que hemos visto, la gente… la imaginación de los niños no tiene límite, así que ¡intenta sorprenderlos!

Libros para colorear o con pegatinas

Una magnífica idea es preparar un regalo especial a los chicos antes de salir de viaje. Este regalo consiste en un cuaderno para colorear, unas ceras de colores y unos bloques de pegatinas. Para los niños un regalo siempre es algo emocionante y la ilusión por saber qué es y probarlo no defraudan. Pasada una hora o el tiempo oportuno de viaje, entrégale su “regalo” y te garantizas tener al pequeño entretenido un buen rato.
Si tu hijo es propenso a marearse durante los viajes, ten controlado el tiempo que está dibujando o leyendo, porque, aunque esté distraído, los mareos pueden afectarle igual.