Seleccionar página

Hoy en Furauto te contamos cómo circular por una rotonda. Estos elementos forman parte indispensable del paisaje automovilístico de las ciudades españolas pero no todos los conductores tienen claro para qué sirven y cómo reaccionar cuándo una rotonda aparece en su camino. ¡Es hora de despejar tus dudas!
¿Quién no ha vivido ciertos momentos de indecisión al acercarse a una rotonda? Saber cuándo y por dónde se tiene que entrar es muy importante así como lo es tener claro cómo salir. En este artículo nos encargaremos de darte las principales claves para no quedarte atrapado en un círculo vicioso.
Empecemos por lo básico. Los coches que ya están en la rotonda tiene prioridad sobre los que van a entrar en ella. Por lo tanto, cuándo vas a acceder a la rotonda en cuestión debes aminorar la velocidad.
Vamos un paso más allá. Escoger el carril por el que circular no es tan complicado como puede parecerle a un conductor poco experimentado. Es preciso ir por el carril exterior cuándo éste no está ocupado.
Te recomendamos que no pierdas de vista la salida que tienes que tomar para poder continuar tu trayecto. Si coges las dos primeras es mejor que vayas por los carriles exteriores mientras que si te decides por la cuarta y tercera salida deberás ir por el interior para que el resto de los conductores puedan incorporarse sin problemas.
Ojo, no está permitido dejar una rotonda desde los carriles internos. De ahí las múltiples confusiones y malentendidos en lo que a al preferencia se refiere. Como en el equipo de Furauto no queremos que sufras accidentes de tráfico mientras vas por carretera insistimos en la necesidad de que te muevas hacia los carriles exteriores cuándo vayas a abandonar la rotonda.
Como norma general, debes tener en cuenta que la preferencia la tiene los que están circulando por su carril de la rotonda y no los que pretenden cambiar de uno a otro para salir. Aquí se hace indispensable cultivar la paciencia y prestar atención a lo que hacen los demás conductores.¡Los intermitentes serán de gran ayuda así que úsalos bien!
Ahora un poco de sentido común. No te pongas delante de otro vehículo a la hora de pasar de un carril a otro. Es en esta clase de situaciones en las que se registra un mayor número de colisiones. Y por supuesto está prohibido detenerse en mitad de una glorieta.
¿Tienes algo más claro cómo circular por una rotonda? La falta de práctica puede hacer que dudes a la hora de pasar de un carril a otro o que te hagas un lío con quién tiene la preferencia pero esperamos que este artículo te haya ayudado a poner en orden tus ideas. ¡Como ya hemos dicho otras veces lo primero es la seguridad vial!