A pesar de que hace ya casi 20 años que los coches automáticos son habituales en las opciones que nos proponen al ir a un concesionario a por un coche, el debate entre los conductores sigue muy vivo: ¿eres de los que prefieres embragar y usar coches de cambio manual o te has enamorado de los coches de cambio automático?

Seguramente cada uno tenga su opinión, pero desde Go And Rent, tu web para alquilar coches al mejor precio, hemos preparado algunos consejos claves y trucos a tener en cuenta para conducir sin ningún problema un coche automático.

ENCUENTRA TU COCHE DE ALQUILER AUTOMÁTICO EN NUESTRO BUSCADOR AL MEJOR PRECIO

Cómo conducir un coche automático y no morir en el intento:

Seguramente si ya has conducido un coche automático este artículo te parezca muy obvio. Si nunca lo has hecho, lo primero que debes tener en cuenta es eso: conducir un coche automático es muy sencillo y, para algunos, y esa es una de las pegas, hasta aburrido. Sin embargo, si va a ser tu primera vez con un coche de marchas automático debes prestar atención sobre todo para saber cómo actuar ante algunas situaciones de cierto riesgo. Allá vamos:

cambio-automatico-guia-03-1440px

  • Olvídate del pie izquierdo. Como si no lo tuvieras. La máxima situación de riesgo que se puede dar (y es hasta normal si estás acostumbrado a conducir coches de cambio manual) es que con tu pie izquierdo pises el freno como si fuera el embrague. El coche efectivamente pegará un frenazo que, además de dar un susto, puede ser un peligro si vas por autovía. Así que lo dicho, como si te hubieran cortado la pierna, concéntrate en olvidarte de ella ya que un coche automático solo tiene dos pedales: acelerar y frenar.
  • ¿Dónde está el selector de posiciones? Esto te puede parecer una tontería, pero no todos los fabricantes han apostado por poner el selector de marchas (que en este caso tiene 4 posiciones básicas) en la consola central. Mercedes por ejemplo lo tiene en los mandos del volante.
  • 4 posiciones básicas: P, R, N y D. Esas son las cuatro letras que encontrarás en tu ‘cambio’ de marchas de un coche automático, significan lo siguiente.
    • P: Parking o parado. Para dejar el coche, parado, por si hacía falta explicarlo.
    • R: es la marcha atrás, del inglés reverse
    • N: Neutro, para poner el punto muerto
    • D: Directa. Es la posición que hay que poner para arrancar y olvidarse ya que él solo irá engranando marchas.
  • En un coche de marchas (está claro) no tienes que jugar con el embrague. Otra cosa obvia, pero que si no te lo comentan antes de enfrentarte puede ponerte nervioso o pensar qué tienes que hacer. Si por ejemplo vas con un coche automático y paras en un ceda el paso en una posición de pendiente, no hace falta hacer juegos con el freno y el acelerador. Solo tendrás que apretar el freno y levantar. El coche se pondrá en marcha como cuando levantas ligeramente el embrague en un coche manual. Además muchos coches automáticos se detienen por si mismos sin presionar ningún pedal. A partir de ahí, cuando quieras arrancar, solo deberás apretar el acelerador.

Algunos trucos más para conducir un coche automático:

  • En pendientes descendentes, por ejemplo en puertos de montaña, puede darte la impresión de que el coche se te va más. Al menos hay gente que se queja de eso. La solución es sencilla, frena suavemente, recuerda que acelerar y frenar es la forma que tiene un coche automático de subir y bajar marchas.
  • No aceleres sin haber puesto la D. Hay gente que por vicio del coche manual comienza a acelerar antes de poner la posición D. Esto es un error, ya que revoluciona mucho el motor causando daños a largo plazo. Lo mejor es que pises el freno cuando estés en N o P, cambies a D, y entonces ya aceleres.