Los adelantamientos a ciclistas son una fuente de confusión para muchos conductores. No en vano, es una maniobra que entraña cierto riesgo y a nadie le gusta verse involucrado en un accidente. La información es la clave para que bicicletas y vehículos convivan en la carretera. ¡Aquí encontrarás una guía general de lo más útil!
Las normas de circulación en lo referente a los vehículos como los coches, las motos o las furgonetas ya son suficientemente complejas. Y si encima añadimos a los peatones y a las bicicletas la cosa se complica todavía más.
A veces, cuándo nos cruzamos con un ciclista o un pelotón mientras vamos conduciendo es normal que busquemos la forma de dejarlos atrás para no tener que circular demasiado despacio, evitar los peligros de calcular mal la distancia de seguridad o simplemente hacer una maniobra equivocada que provoque la caída de alguien, por ejemplo.
No hay que olvidar que los ciclistas son un colectivo especialmente vulnerable puesto que ante cualquier accidente es fácil que resulten heridos en mayor o menor gravedad. Por este motivo, hemos de redoblar los esfuerzos por no cometer ningún tipo de infracción cuándo nos encontramos con alguno en nuestros trayectos por ciudad o carretera.
La mecánica para realizar adelantamientos a ciclistas es muy sencilla. Sin embargo, hay que tener presente que somos los conductores los que tenemos la responsabilidad de aplicar estos consejos teóricos en nuestro día a día. Vamos a ver con más detalle cuáles son las directrices básicas:

  • Distancia de seguridad: Nuestro vehículo ha de estar separado de cualquier ciclista un metro y medio. Cumplir esta norma es tan importante que se aplica incluso si para lograrlo tienes que pisar una línea continua con tu coche.
  • Precaución con el carril izquierdo: Este es el carril que tenemos que ocupar con nuestro coche para sobrepasar a uno o varios ciclistas. La dificultad está en calcular si el espacio disponible es suficiente y en asegurarse de que no viene nadie de frente. ¡No queremos que te choques con nadie en un despiste!
  • Si hay más de un ciclista: No es un raro encontrarse con dos ciclistas que circulan en sentidos opuestos. Como es lógico, en esta circunstancia resulta imposible respetar la distancia lateral de un metro y medio así que no se podrá adelantar a nadie. Aquí la paciencia es una virtud.
  • Los ciclistas pueden ir en grupo: Las quejas contra los pelotones de ciclistas están a la orden del día entre los conductores. Según el reglamento de circulación los ciclistas pueden ir en grupo por el arcén derecho llegando a ocupar la parte imprescindible de la calzada si hubiera problemas de espacio.

Y aquí acaba este breve repaso por las normas para efectuar adelantamientos a ciclistas. Tanto los amantes de los paseos en bici como los conductores de vehículos a motor hemos de tener en cuenta que tenemos que convivir en carretera. ¡Respetar las normas hará que todos podamos volver sin incidentes a casa!