¿Eres de los que no tiene en cuenta las advertencias meteorológicas antes de coger su vehículo? ¿o de los que no presta atención al mantenimiento de su coche? Pues cuidado compañero, la prudencia es el mayor amigo para evitar los accidentes de tráfico.
Hoy en autofurgo.com, la mayor empresa de alquiler de furgonetas online, vamos a darte unos sencillos consejos para que alertes tu atención cuando estés en la carretera.

Los accidentes de tráfico de automóviles son bastante comunes y algunas veces, difícilmente evitables. De hecho, alrededor de 1,3 millones de personas son víctimas de accidentes de tráfico mortales, lo que da la preocupante cifra de 3.000 muertes por día. No queremos infundir miedo a nadie, pero es importante estar concienciado y conocer los riesgos a los que estamos expuestos.
Al contrario de lo que se piensa, minimizar esos riesgos es muy sencillo y está en nuestras manos:

Mantenimiento deficiente de nuestro vehículo

Mantenimiento evita averias en carretera

Como cualquier otra máquina, los coches y furgonetas sufren un desgaste por su uso continuado. Ciertas partes y piezas sufren de forma constante y necesitan de un mantenimiento regular. Alinear las ruedas, revisar los discos de freno, baterías antiguas… simplemente son unos ejemplos de aspectos que tenemos que revisar periódicamente en nuestro vehículo para evitar averías inesperadas.
Programa una revisión de forma periódica con su mecánico y no esperes a notar algo raro.

Dicho esto, debe saber que, si alquila cualquier furgoneta o coche con nosotros, el vehículo se encontrará en el estado óptimo para conducir. La tranquilidad y confianza que necesitas para tu viaje.

Conducir bajo los efectos del alcohol

No hay excusa ante este tipo de accidentes y, como era de esperar, es una de las razones más comunes en accidentes de tráfico. Cuando tomamos alcohol nuestra velocidad de reacción baja, aturde los sentidos, y perjudica nuestra capacidad para evaluar riesgos.
Planifica con tus acompañantes quién será el conductor cuando vuelvas de esa cena, o si viajas solo, evita totalmente el consumo de bebidas alcohólicas.

Circulando por malas carreteras

No importa si estás conduciendo un 4×4 o una furgoneta; si pasas sobre un bache a gran velocidad, estás expuesto a un accidente. En muchas ocasiones nos encontramos viajando por ciudades y carreteras que no conocemos. Es vital respetar los límites de velocidad que encontremos en estos desplazamientos, sobre todo cuando encontremos señales que nos obliguen a extremar la precaución. Si nos marca velocidad a 30, será por algo, sigamos sus consejos.

Las motos y los accidentes

Otro accidente muy común se produce cuando un conductor cambia de carril o hace un cambio de sentido sin darse cuenta de una motocicleta que está dentro de punto ciego del coche.
Por esta razón, es crucial comprobar todos los espejos y usar los intermitentes o indicadores de dirección. Si duda y viaja acompañado, pídale a su copiloto que compruebe si existen vehículos cercanos antes de cambiar de carril.

No respetar la distancia de seguridad y frenado

Respetar las distancias de seguridad

Conducir demasiado cerca del vehículo que va delante, especialmente en autovías y autopistas, puede terminar en un accidente de tráfico peligroso. Los frenazos y movimientos bruscos de coches que tengamos por delante pueden sortearse y evitar la colisión cuando mantenemos una distancia de seguridad adecuada. Recuerda que, si conduces a 80 km/h, serían necesarios al menos 18 metros; 25 metros, si vas a 110 km/h y 32 metros si vas a 120 km/h. Datos ofrecidos según estudios por la Dirección general de Tráfico (DGT).

Cuidado con la climatología

La climatología es un factor peligroso

El mal tiempo incrementa el riesgo de accidentes de tráfico en dos sentidos; impidiendo la visión del conductor y en ocasiones causando derrape. Mucho cuidado cuando estemos al volante y tengamos fuertes lluvias o nieve en la carretera.
Si no puedes evitar el conducir bajo estas inclemencias, recuerda usar el alumbrado correcto, neumáticos de lluvia en el caso de que circules habitualmente por zonas con mucha lluvia y cadenas para la nieve.

Quedarse dormido al volante

Conducir y sueño son dos palabras que no deberían ir en la misma frase. Para desplazarte en tu furgoneta o coche, debes estar completamente alerta y despejado. Se recomienda realizar paradas cada 2 horas de viaje y en el caso de no sentirse recuperado o con sueño, haga una parada más larga e intente descansar la vista.
Recuerda no comenzar viajes justo después de comidas pesadas y si te hace falta, prepara café en un termo o alguna bebida con cafeína para el viaje.

Cuidado con el móvil

Los móviles causan accidentes

En estos tiempos que vivimos, tenemos la necesidad de estar todo el tiempo conectados. El uso del teléfono móvil se ha hecho indispensable y lo utilizamos continuamente. Tanto es así que los accidentes debidos a despistes generados por estos dispositivos se han multiplicado en los últimos años.
Recuerda que está terminantemente prohibido el uso de los teléfonos móviles mientras se conduce. Nuestra recomendación es que utilices un sistema adecuado de manos libres, y si no dispones de uno, realiza una parada para contestar o responder a las llamadas o mensajes.