Se acerca el verano, y tu grupo de amigos no encuentra plan. El tiempo y el trabajo hace que cada vez sea más difícil compaginar la agenda para escaparos unos días como antes. Pero tranquilo, aunque sea a última hora, siempre hay posibilidades de hacer una buena escapada. Si la planteas con algo de antelación será perfecto claro, pero en solo unos días, si hay voluntad, también puede salir un plan de vacaciones perfecto.

Una de las alternativas más eficaces para montar unas vacaciones a última hora es alquilar una furgoneta. En Autofurgo te damos opción de alquilar tu furgoneta o monovolumen de 7 o 9 plazas y nuestra amplia red de oficinas te permite recogerla y entragarla en distintos sitios, por si quieres llegar en tren o avión al punto de partida. Con solo un día de antelación puedes tener tu furgoneta alquilada, así que no hay excusas, cualquier puente largo o días de fiesta puede ser un buen motivo.

Pero si has llegado hasta aquí es porque ya habías planteado la furgoneta como un medio económico y funcional con el que viajar. Y solo necesitas ideas, así que allá van:

1. Las Baleares y tu furgoneta

A Mallorca, Ibiza o Menorca se puede llegar en avión o barco por medio de económicos billetes, y en el mismo aeropuerto puedes alquilar tu furgoneta para ponerte en marcha. Los beneficios de recorrer estas islas en furgoneta son muchos:

  • Entre ellas se puede cruzar en la misma furgoneta tomando un ferry
  • Podrás llegar a las playas menos saturadas e idílicas calas
  • Te da la posibilidad de visitar los bellos pueblos de interior de la isla sin tener que hacer noche
  • Y en definitiva, libertad de movimiento para recorrer todas las islas con tus amigos y llevando la maleta encima.

baleares

Las carreteras de Baleares -si bien hay peajes en algunas de ellas- están en un gran estado, y los modelos que ofertamos en Autofurgo están preparados para transportar hasta a nueve personas con todas las comodidades. Ya sabes, solo la carretera está entre medio y todo lo que puedes hacer en Baleares.

2. El Norte, una ruta para escapar y disfrutar de la gastronomía

Una ruta comenzando por ejemplo en La Rioja, subiendo a Pamplona, pasando al País Vasco, siguiendo por Cantabria, y acabando tu recorrido dejando tu coche en Asturias es un viajazo que se puede hacer en menos de una semana o incluso menos días si haces menos paradas.

Y lo más importante es que tu estómago y tu paladar lo va a agradecer mucho. Además, con una furgoneta no tienes que emplear dinero en hoteles o alojamientos cercanos a la playa ya que puedes desplazar cómodamente sobre ruedas portando las palas sin las que tu amigo sabes que no va a estar contento, las tablas de surf, o hasta la sombrilla para el compañero que cuando le pega el sol se mete en aprietos.

3. El Algarve portugués

Si vives en la mitad sur de España esta ruta te pilla a tiro de piedra. Podrás pasar por Mérida con sus ruinas romanas y descubrir la Extremadura menos conocida antes de cruzar a Portugal. Los pueblos y ciudades de interior de Portugal – como por ejemplo Évora, una pequeña ciudad bonita donde las haya y que guarda un particular secreto si tienes algún amigo aficionado a Cuarto Milenio– te servirán para hacer parada en tu camino hacia la playa.

El Algarve tiene cuidadas playas en el Atlántico con un clima realmente apetecible y donde el turismo portugués ha conseguido mantener una oferta de gran calidad. Aquí un ejemplo de lo que puedes encontrar: la cueva de Benagil, en Lagoa.

Benagil_Cave,_Algarve

 

4. La costa Mediterránea al completo

La autovía del mediterráneao (a-7) permite recorrer toda la costa este de España prácticamente de un tirón, ideal para ir recorriendo las provincias de Almería, Murcia, la Comunidad Valenciana y la costa catalana haciendo parada en los pueblos y playas que más te interesen.

Playas-de-Javea-en-Alicante

Sus playas, su gastronomía, y la capacidad de escapar de las aglomeraciones que te permite la furgoneta se hace ideal para recorrer estas zonas cuya belleza está fuera de toda duda, pero que en ocasiones en verano son demasiado turísticas.

5. Galicia misteriosa

El interior de Galicia es casi como un mundo aparte. Pueblos pequeños con casas de piedra, valles y montañas cargadas de historias, y el Atlántico y sus increíbles rincones (La playa de las Catedrales es famosa, pero hay decenas de similares características) esperando para ti. Todo ello además aderezado por el gran entramado urbanístico que tiene todo el arco atlántico. Desde la icónica Santiago de Compostela a las noches de Vigo o A Coruña.

Fotos_Galicia_II_014

Otra región de nuestro país a la que se puede llegar en cómodos vuelos desde muchos aeropuertos, pero que para conocer a fondo y disfrutar en mejor hacerlo es furgoneta y por tu cuenta.

6. Cádiz: Al sur del sur

La provincia de Cádiz es uno de los destinos que casi todos los españoles tienen en su cabeza. Sin embargo, la lejanía para muchas personas que viven en la mitad norte del país siempre hace que sea un viaje complicado. Sin embargo, con la posibilidad de llegar a Sevilla por avión o AVE desde las principales capitales para ahí mismo alquilar tu furgoneta en el aeropuerto o la estación y hacer rumbo, la cosa se simplifica mucho más.

Cadiz_aerea

Descubre esta zona hasta la mismísima Tarifa, descubriendo toda la cultura y positividad que tiene que ofrecerte, además de ser todo un paraíso para los amantes (o los que quieran iniciarse) en el surf.

7. Una visita a nuestros vecinos del norte

Si vives en Cataluña, Aragón o País Vasco, el sur de Francia te queda a tiro de piedra y es una de las zonas menos exploradas por los españoles. Tanto la costa azul en la parte de Marsella, como Biarritz o los Pirineos centrales y Toulouse o Pau son zonas con una historia increíble y unos paisajes que te resultarán totalmente nuevos.

Playa Biarritz

Además, una aventura entre amigos en un país donde se habla otro idioma (aunque siempre conviene llevar delante al amigo que sabe francés) también puede ser diferente.